Quercus robur Sp. Estremadurensis

El taxón sobre el que vamos a hablar hoy es uno de los más bonitos, polémicos y singulares de la Península Ibérica. Se trata de Quercus robur Sp. Estremadurensis.

Casualmente, tuvimos conocimiento de este taxón a través de un amigo de Cáceres que los reproduce en la comarca de la Vera, y a partir de ahí empezamos a documentarnos sobre la naturaleza, ubicación y rango taxonómico del mismo, aunque por desgracia, apenas hallamos documentación lo suficientemente extensa como para poder sacar nuestras propias conclusiones.

image
Quercus robur Sp. Estremadurensis herborizado (1)

Lo poco que pudimos encontrar, hacía referencia a estudios antiguos y ensayos científicos de reputados científicos, que de manera correctamente argumentada, planteaban diferentes escenarios taxonómicos para los distintos ejemplares estudiados.

Así pues, la primera vez que un botánico advirtió caracteres diferenciados de estas poblaciones de Quercus robur del suroeste ibérico fue Schwarz en su obra de 1935 titulada “Einige Neue Eigen des Mediterrangebiets und Vorderasiens”, al reflejar como características foliares diferenciadas los senos poco profundos y regulares, así como la ausencia de nervios intercalares.

De igual forma, Camus, rebajó el Quercus estremadurensis de Schwarz al rango de subespecie de Quercus robur, y más tarde, Huguet del Villar disintió de estas afirmaciones al considerar que estas características podrían deberse simplemente a adaptaciones como respuesta a la singularidad ambiental de estas poblaciones sureñas.

Otros, sin embargo, opinan que los Estremadurensis podrían constituir una paleoespecie de la cual derivaron el resto de robles ibéricos, dado que durante el máximo de la Glaciación de Würmz el suroeste ibérico constituyó uno de los pocos baluartes en los que la vegetación encontró refugio.

image
Magnífico ejemplar fotografiado por Rafael Romero Mohedano (2)

Sea como fuere, y sin saber qué criterio seguir, decidimos acudir a la International Oak Society en busca del nombre aceptado, y encontramos como oficial el criterio de Camus.

Curiosamente, en los últimos tiempos parece que poco a poco se están sentando las bases para que este taxón sea reconocido como especie propia, y en este sentido hemos encontrado interesante un encuentro llevado a cabo en 2010 por investigadores de La Orden-Valdesequera y de la Universidad de Extremadura bajo el título “Oak Open Days 2010 SW Iberian Peninsula”, y cuyo objetivo fue “dar a conocer la singularidad y diversidad de los robles, destacando que de hecho, esta zona alberga diez especies de Quercus, algunas de ellas endémicas como Quercus estremadurensis Schwarz…”

Este oportuno simposio refleja la inquietud de determinadas instituciones y jóvenes botánicos tanto de España como Portugal, que se están esforzando en caracterizar las masas de quercíneas del suroeste iberico a través de nuevas prospecciones, y del estudio de antiguos ejemplares herborizados conservados en distintas instituciones.

Así pues, para una mejor comprensión de la distribución de Quercus robur en España, queremos mostrar el mapa del prestigioso sistema de información GBIF, en el que se muestran las tres subespecies que habitan la Península Ibérica (Robur, Broteroana y Estremadurensis).

image
Mapa de distribución aproximado de Quercus robur Sp. Estremadurensis en España (3)

Como podemos ver, resulta bastante interesante comprobar como en el suroeste iberico existe la presencia fragmentada del taxón en zonas favorables de las regiones del Algarve, Estremadura, y Sintra en Portugal, y en las provincias españolas de Salamanca, Cáceres, Badajoz, y Huelva (además de en otros posibles enclaves menores).

En las siguientes fotografías podemos ver el aspecto general y las hojas de un ejemplar fotografiado en Santa Ana la Real (Huelva).

Las nuevas prospecciones han permitido comprobar que una de las dos poblaciones pacenses conocidas con anterioridad (Valle de Santa Ana, y Jerez de los Caballeros), ha desaparecido en tiempos recientes, al tiempo que han permitido conocer la existencia de otra nueva población en la Sierra de Siruela que apenas cuenta con dos ejemplares puros.

Por su parte, en la provincia de Huelva hemos tenido conocimiento por distintos botánicos de ejemplares dispersos en los entornos de Arroyomolinos de León y Alájar.

Ejemplares cultivados en una finca de la provincia de Huelva (4)

Así es que sólo la provincia de Cáceres parece gozar de un mayor número de ejemplares, aunque su número no es demasiado elevado (unos 1500).

Para ir concluyendo, y a modo de anécdota, queremos indicar que a pesar de que hace tiempo teníamos en mente la elaboración de esta entrada, el descubrimiento casual de la particular población de los Robles de Pallares fue la que nos animó definitivamente a realizarla. Esto se debe, a que el polimorfismo de los individuos hallados no nos ha permitido inferir la subespecie a la que pertenecen.

Debido a esta circunstancia hemos contado con la colaboración de muchos aficionados de nivel, botánicos y amantes de la naturaleza, sin haber llegado a una determinación concluyente, lo cual resulta lógico si consideramos la naturaleza compleja de las hibridaciones y el polimorfismo inherente en muchas de las especies de quercíneas, aunque también es cierto que uno de los mejores y más activos botánicos especializados en quercíneas ibéricas a nivel nacional creyó adivinar características compatibles con Estremadurensis en las muestras fotográficas que le remitimos, por lo que aprovechando su predisposición, le hemos enviado muestras de unos 10 ejemplares seleccionados al azar

Para finalizar, queremos indicar que como siempre, el estatus definitivo de este taxón deberá emanar del consenso unánime de la comunidad científica internacional, y esperamos que este escenario se produzca antes de que sea demasiado tarde, ya que el hecho que no haya sido considerado como una especie propia, ha podido privarlo de programas de protección y reforestación adecuados que permitan su supervivencia al encontrarse amenazado por perdida de pureza genética y destrucción física de sus poblaciones.

Como siempre, esperamos que esta entrada haya sido de vuestro interés.

P.D. Incluiremos próximamente el veredicto sobre la especie a la que pertenecen los Robles de Pallares.

Créditos de imágenes e informaciones:

Foto de portada: http://repoblacionautoctona.mforos.com

(1) http://repoblacionautoctona.mforos.com

(2)  (Rafael Romero Mohedano) http://www.oaksoftherworld.com

(3) GBIF

(4) Propiedad de los autores, pueden utilizarse referenciando el lugar del que han sido obtenidas.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s